Difusión

La solidaridad, un imperativo

Como productores de leche, al inicio de esta crisis agradecíamos por la posibilidad de seguir manteniendo nuestras empresas en funcionamiento (dado el carácter “esencial” del alimento que generamos) y también reconocíamos el valor de nuestros colaboradores que, finalmente, hacen posible la operación de nuestros sistemas productivos.


Por Bruno Rubilar Gómez, Presidente Aproval Leche A.G.


Aunque los impactos sanitarios del Codiv19 por sí solos ya han sido muy graves e irreparables, especialmente para las familias de los casi nueve mil chilenos que han perdido la vida, los efectos económicos y sociales han venido a agregar mayor incertidumbre para el futuro de millones de compatriotas.


Como productores de leche, al inicio de esta crisis agradecíamos por la posibilidad de seguir manteniendo nuestras empresas en funcionamiento (dado el carácter “esencial” del alimento que generamos) y también reconocíamos el valor de nuestros colaboradores que, finalmente, hacen posible la operación de nuestros sistemas productivos.


Conscientes de esta realidad, desde APROVAL hemos intentado colaborar en esta coyuntura para complementar, dentro de nuestras posibilidades, los esfuerzos del Estado porque es una realidad evidente que las necesidades superan con creces las posibilidades “oficiales” de ir en apoyo de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.


Con motivo del “Día Mundial de la Leche” (1 de junio) nos coordinamos con las empresas lácteas más relevantes que operan en nuestra región (Colun, Nestlé, Watt´s y Quillayes-Surlat) y pusimos a disposición de las autoridades regionales 1.350 kilos de leche en polvo que han llegado a familias e instituciones de beneficencia de Los Ríos.


En el marco del trabajo de vinculación permanente con establecimientos educacionales que imparten la especialidad agropecuaria, apoyamos con premios “lácteos” un concurso fotográfico organizado por el Complejo Educacional Ignao (Lago Ranco), con el fin de motivar el trabajo educativo “a distancia” de su comunidad escolar (con más de un 90% de vulnerabilidad).


Asumiendo que en estas circunstancias la solidaridad es un imperativo moral, a comienzos de julio iniciamos una campaña de recolección extraordinaria de recursos entre nuestros asociados y que se extenderá hasta septiembre, con el fin de adquirir cajas de alimentos (a comercios locales) que iremos distribuyendo a través de la región.


Queremos agradecer muy sinceramente la disposición de los productores de leche regionales que en el inicio de esta campaña se han sumado con gran entusiasmo a esta iniciativa y nos permitirán entregar la próxima semana las primeras setenta cajas de alimentos a igual número de familias de las comunas de La Unión y Río Bueno.


Nos enorgullece representar un sector productivo que no sólo es relevante desde la perspectiva de su aporte en la actividad económica regional, sino que además ha demostrado tener un gran compromiso social con quienes más lo necesitan.

Más Información