Difusión

Tranquilidad en medio de la incertidumbre

La mayor disponibilidad de leche nacional creció 5,6% en este periodo, equivalente a 899 millones de litros. A nivel de los principales distritos productivos del país, este incremento fue de 7% en el caso de Los Ríos (275,5 millones de litros) y de 5,6% en Los Lagos (416,7 millones de litros), explicando en ambos casos casi el 80% de la producción nacional.


Por Bruno Rubilar Gómez, Presidente Aproval Leche AG


Esta semana el Ministerio de Agricultura difundió los principales datos de la dinámica sectorial lechera para el periodo enero-mayo, destacando el crecimiento sostenido que ha venido experimentando la producción nacional de leche en lo que va corrido de 2020, en comparación a la temporada precedente.


La mayor disponibilidad de leche nacional creció 5,6% en este periodo, equivalente a 899 millones de litros. A nivel de los principales distritos productivos del país, este incremento fue de 7% en el caso de Los Ríos (275,5 millones de litros) y de 5,6% en Los Lagos (416,7 millones de litros), explicando en ambos casos casi el 80% de la producción nacional.


Entre las principales razones de este mayor dinamismo, algunos actores le han atribuido gran importancia a las condiciones climáticas que ha sido más favorables que en la temporada anterior.


Sin embargo, nos parece que también habría que agregar a la ecuación, las mejores condiciones internas de mercado que vienen manifestándose desde marzo de 2019 y que nos llevaron a cerrar esa temporada con un precio promedio 6% por sobre la campaña 2018.


En los primeros cinco meses de 2020, esta variación en el precio de la leche fresca ha bordeado, en promedio, el 16%, lo que sin duda ha generado un estímulo para la producción, quizá tanto o más importante que el clima, a pesar de la variación también al alza de algunos insumos relevantes


Sin embargo, la noticia sectorial más relevante de la semana que termina fue la significativa recuperación que experimentó el precio internacional de la Leche en Polvo Entera (uno de los commodities de referencia más relevante) en la plataforma comercial neozelandesa Global Dairy Trade, que en su última subasta del martes subió 14% respecto del remate anterior de finales de junio, superando la barrera sicológica de los US$3.000/Tonelada para ubicarse en los US$3.208/Ton. (un nivel que no veíamos desde enero pasado).


Obviamente no hay certeza con relación al comportamiento futuro del mercado internacional, pero sí hay algunos síntomas como el dinamismo de la demanda de China (principal jugador del mercado) que, lejos de desplomarse como se temió al inicio de la pandemia, al mes de abril había aumentado sus compras en un 1,4% (en volumen), lo que da esperanzas de una evolución quizá menos traumática de lo esperado.


A nivel doméstico, la gran interrogante de mediano plazo es cómo transcurrirá la demanda a partir de las consecuencias económicas del Covid19. Lo importante es que desde la vereda de la oferta de leche hay una señal de tranquilidad en medio de tanta incertidumbre.

Más Información